Estilos de aprendizaje

Muchas veces nos han vendido la idea de que los estilos de aprendizaje son la SOLUCIÓN a todos los problemas educativos de tus hijos, que son la razón por la que tus niños y niñas no han podido superar los retos en el aprendizaje.

Hoy quiero desmentir este neuromito que ha existido por años y que muchos hemos creído al 100%. 

En primer lugar, existe una gran diferencia entre la forma en que alguien prefiere aprender y la que realmente conduce a un aprendizaje eficaz y eficiente.

En segundo lugar, una preferencia por cómo se estudia no es un estilo de aprendizaje.

La mayoría de los llamados estilos de aprendizaje se basan en tipos; clasifican a las personas en grupos distintos. Sin embargo, la suposición de que las personas se agrupan en grupos distintos recibe muy poco apoyo de los estudios científicos. 

La Gran MENTIRA

El concepto de ‘Estilos de aprendizaje’ como herramienta educativa es bastante sencillo y sigue tres pasos: 

  1. Las personas expresarán una preferencia con respecto a su ‘estilo’ de aprendizaje.
  1. Las personas mostrarán diferencias en su capacidad para aprender sobre ciertos tipos de información (por ejemplo, algunos pueden ser mejores para aprender a discriminar entre sonidos, mientras que otros pueden ser mejores para discriminar entre imágenes)  
  2. Se cree que si se le muestra la información según el estilo de aprendizaje obtendrán mejores resultados en el aprendizaje (por ejemplo, los estudiantes visuales deben tener la información presentada visualmente, mientras que los estudiantes auditivos lo harían mejor con un énfasis en el audio).

El verdadero problema de basarnos únicamente en esta técnica es que se asocia potencialmente a daños, los estudiantes que son etiquetados como que tienen un estilo de aprendizaje dominante (por ejemplo, ‘aprendices visuales’).

Esto puede ocacionar que los niños/As puedan optar por no seguir materias que perciben como dominadas por un estilo de aprendizaje diferente ( ej., música), o pueden desarrollar un falso sentido de confianza en sus habilidades para dominar temas que perciben como compatibles con su estilo. 

Ahora bien, como lo mencioné anteriormente uno de los principales errores es utilizar esta técnica como un TODO, y basarnos únicamente en esto para enseñarles a nuestros hijos.

Podemos saber cual es la forma con la que nuestros peques se sienten cómodos aprendiendo porque esto también nos ayuda a iniciar el aprendizaje de una forma  atractiva para ellos/as y esto nos facilitará ir incluyendo otras técnicas más efectivas y complementarlas para poder tener resultados satisfactorios y sobre todo efectivos.

Consejos Efectivos

Ahora me imagino que te estás preguntando ¿qué hacer para mejorar el aprendizaje en los niños/as?,

Aunque no hay una única respuesta, la realidad es que en el aprendizaje es que existen diferentes formas y métodos que pueden ser muy efectivos.

Hoy quiero dejarte con estos 3 secretos que te ayudarán a mejorar el aprendizaje, estoy segura que no lo tenías presente.

  1. La chispa de motivación: La motivación se establece como el motor del aprendizaje; es esa chispa que permite a los actores del proceso educativo encenderlo o apagarlo, generando un conocimiento exitoso o improductivo. 

Es importante motivar al estudiante al finalizar una actividad, taller o una clase; permitirá conocer el conocimiento obtenido y le ayudará a desarrollar habilidades basados en la investigación, disciplina e investigación.

  1. El poder Concentración: Con un buen manejo de la concentración definitivamente los niños serán capaces de dirigir de forma voluntaria su atención a un único estímulo, al no ser una “obligación” el niño/a lo  percibe de forma positiva y aunque tengan a su alrededor otros estímulos que les llamen más la atención podrá ignorar esos otros y focalizarán todo su interés en lo que sea necesario: es lo que llamamos atención.
  2. La magia un método: Nada más efectivo que crear un método a la medida, según las necesidades de cada niño/a. Esto nos ayudará no solo a mejorar su rendimiento académico sino a crear ambientes de estudio saludables y efectivos sin tener que desgastarnos en tiempo y estrategias inefectivas.

Para terminar me gustaría que retomemos los aspectos importantes:

  1. Utilizar los estilos de aprendizaje como una única herramienta  es una mentira. 
  2. Los estilos de aprendizaje NO están respaldados científicamente.
  3. Conocer la forma en la que los niños se sienten más cómodos aprendiendo no es un error. 
  4. La motivación juega un papel súper importante en el aprendizaje 
  5. La concentración es como un músculo, por lo que debemos fortalecerlo desde la infancia.
  6. Crear un método de estudio nos evitará un desgaste físico y emocional.

Si te interesa conocer más sobre qué es un método de estudio y cómo puedo crear uno especial para mi hijo/a puedes revisar el articulo xxxxxxx

Déjame un comentario si te interesaría aprender más sobre los métodos de estudio más efectivos

Nos vemos en otro blog!!

No Comments

Leave a Comment

x